lunes, 19 de agosto de 2013

Bedankt en tot ziens!

Gracias y hasta la vista,
es lo único que puedo decirle a Gante después de todo lo que ha hecho por mí durante estos 11 meses. 

Ya hace tres semanas que volví y me cuesta creer que estos meses hayan pasado tan rápido. La depresión post-Erasmus es real, pero he de señalar que no todo es tan triste fuera de la Erasmus ni tan perfecto durante la misma. Si aún no eres Erasmus y tienes grandes expectativas de lo que te espera, no dudes que será una época extraordinaria, pero tampoco olvides que tu estancia en el extranjero no es para siempre. Por ese mismo motivo debes aprovechar esta época para desconectar de tus relaciones habituales, desinhibirte, perder un poco la cabeza. ¡No te dediques solo a estudiar! Aprovecha también para empaparte del máximo de culturas y formas de pensar que puedas. Eso no implica que dejes de juntarte con españoles: sal con quien te caiga mejor, pero no cierres puertas por la barrera del idioma o la timidez. Y lo más importante, si las cosas van mal en algún momento, y especialmente al principio: ¡sigue adelante! ¡no te rindas! Todos los ex-Erasmus hemos pasado por dificultades y nos hemos sentido solos alguna vez. Lo importante es no quedarse en lo malo, intentar que sirva de algo y alegrarse al final porque al final serán los buenos momentos los que más recuerdes.

Este es mi último post (¿se nota?) y lo voy a concluir con un vídeo-resumen con fotos y vídeos que he hecho durante estos meses. Querría haber escrito un texto al irme de Gante como muchos han hecho, pero la memoria es débil y a veces unas cuantas fotos valen más que mil palabras. Gracias a todos los que formáis parte del vídeo y en especial a Sara y Anna, pues parte de lo que he usado en el vídeo es suyo. Gracias también a los que habéis llegado al blog durante estos meses de algún modo u otro en busca de información, espero que la hayáis encontrado. ¡Nos vemos en Granada!


domingo, 12 de mayo de 2013

Viajando, viajando...

Hallo hallo! Sigo vivo y con ganas de contaros cómo evoluciona la Erasmus. El temido final se acerca cada vez más: ya conozco las fechas de todos mis exámenes (empiezo con dos el 3 de junio - mi cumpleaños - y acabo el 26). Ya estoy barajando fechas para comprar el vuelo de vuelta a España. Mi plan es quedarme el mes de julio en el extranjero también: así tendré tiempo para hacer esos viajes que se han quedado pendientes, recibir visitas de mis amigos y por último, disfrutar de las Fiestas de Gante del 20 al 29 de julio. Además en junio haré un curso intensivo de inglés de la Universidad Menéndez Pelayo en Santander, y si todo va bien, asistiré a un concierto de The Killers en Bruselas (¡me muero de ganas!).

Parece que me esperan unos meses ajetreados, ¿verdad? No es tanto si lo comparamos con mis vacaciones de "Semana Santa" (spring break, las dos primeras semanas de abril). Tras recibir la visita de mis padres, el día 1 volé a una nevada Polonia a reencontrarme con unos amigos del primer cuatrimestre. Vimos juntos Varsovia, Cracovia y el campo de Auschwitz, una experiencia inolvidable. A mi regreso a Bélgica, aproveché para ir a Ámsterdam con una amiga del curso de Leipzig y así darle una sorpresa a otro amigo (Isa y Jose, say hello!). Me hizo mucha ilusión porque no había estado nunca (parecía que se me resistía), y la verdad es que cumplió con las expectativas. Por último, el día 9 emprendí un viaje con tres compañeras del kot a las lejanas Lituania y Letonia (si no ahora, ¿cuándo?). Según algunos amigos lituanos, este ha sido el invierno más largo en años, pero la nieve y el frío lo hicieron incluso más exclusivo. Sigo dando gracias a Megabus y Ryanair, como de costumbre, porque sin estas compañías habría sido imposible viajar tanto y gastar tan poco. Además, recientemente Megabus me ha servido para volver a Ámsterdam en el Día de la Reina y reencontrarme con Bea, y mis amigos polacos vinieron hace una semana (como no, con Ryanair).

Da la impresión de que me he acostumbrado a llevar un ritmo de vida ajetreado y casi frenético aquí, pero he descubierto que es lo que me gusta. Seguir ciegamente los impulsos puede tener consecuencias nefastas, pero de estos meses he aprendido que nunca está de más tomar alguna decisión espontánea y dejar de ser razonable, aunque sea por un rato. Quizás debería cambiar de mentalidad ahora que empiezan los exámenes... ¿o no? ¡Os dejo con algunas fotos!


Parque Łazienski, el Palacio sobre el Ag... la nieve.

Frente al río Vístula en Varsovia.

El conocido graffiti de Van Gogh.

Era inevitable que me subiera a las letras.

Colina de las Cruces en Lituania. Breathtaking.

Frente al castillo de Trakai, que se refleja en el lag... Oh shit.


Tot straks!! (que significa... hasta pronto ;))

jueves, 25 de abril de 2013

Musée des Augustins

El Museo de los Agustinos es uno de los museos de bellas artes de la ciudad y se encuentra al final de la Rue Alsace Lorraine y bastante cerca de Esquirol.

Además de ser un museo, en el pasado también fue un monasterio, el cual es un buen ejemplo de arquitectura gótica meridional y está clasificado como Monumento histórico.
Está fechado en los siglos XIV y XV (a excepción del claustro del convento que fue acabado en 1626). En 1793, poco después de la creación del Museo del Louvre, el monumento se convirtió en museo.

Actualmente, el museo cuenta con más de cuatro mil obras, las cuales provienen de la antigua Académie royale de peinture et sculpture de Toulouse y de algunos edificios religiosos que fueron destruidos en el siglo XIX en Toulouse, a las cuales habría que añadir las adquisiciones de la ciudad, los legados y las donaciones.

El museo tiene cuatro salas:
1. Varias salas de esculturas góticas des los siglos XIV y XV
2. La iglesia (del siglo XV al XVII)
3. La sala de escultura romana dek siglo XII
4. Varias salas de cuadros del siglo XVII al XX

1. Las salas de esculturas góticas
Estas salas revelan toda la originalidad y la calidad de la producción regional: en la primera podemos encontrar hermosas obras del final de la Edad Media, una de ellas es Nostre Dame de Grasse, que ha sido restaurada recientemente. En la sala central, hay un conjunto de estatuas policromas procedentes de la capilla de Rieux construída en 1340 en el convento de Cordeliers.



2. La iglesia del siglo XV al XVII
En el cuadro prestigioso, en esta sala están representadas las grandes obras de las escuelas francesas y extranjeras de pintura de los siglos XV al XVII (Pérugin, Rubens, Le Guerchin o Stella) además de un conjunto de personajes en arcilla tan misteriosos como distinguidos procedentes de Saint-Sernin.
La edad de oro de la pintura y de la escultura toulousaine está presente en las obras de Chalette, Tournier, el hermano Ambroise Frédeau, Bachelier o Arcis.




3. La sala de escultura romana del siglo XII
Las esculturas provienen de tres de los principales edificios religiosos de Toulouse en el siglo XII: el priorato Notre-Dame de la Daurade, la basílica de Saint-Sernin y la catedral de Saint-Étienne. Y sin ninguna duda, este fondo de escultura romana es uno de los más ricos del mundo.







4. Las salas de pintura de los siglos XVII al XX
Un gran conjunto de esculturas del siglo XIX (Falguière, Mercié, Thivier) se encuentran en la escalera. La pintura francesa del XIX (Delacroix, Ingres, Laurens) y de comienzos del siglo XX (Manet, Toulouse-Lautrec, Vuillard) se reúnen en el salón rojo, junto a algunas esculturas destacadas como Rodin, Claudel, Marqueste, Pradier. En los salones verde y blanco, podemos descubrir las obras de algunos de los artistas de la escuela francesa (Moillon, Champaigne, Valenciennes, Houdon, Pajou), italiana (Guido Reni, Crespi, Guardi), y nórdica (W. van Aelst, Brueghel, C. van Haarleem) de los siglos XVII y XVIII. La pintura toulousaine también ocupa un gran lugar con Chalette, Tournier, les Rivalz, de Troy o Roques.

Por último, en el centro del museo se encuentra un hermoso jardín que posee una gran variedad de plantas.




Si queréis visitar el museo, está abierto todos los días de 10h a 18h; y las visitas nocturnas son los miércoles hasta las 21h con un concierto de órgano a las 20h.
La entrada es gratuita para los menores de 18 años, para los estudiantes; pero cada primer domingo de mes todos los ciudadanos pueden entrar gratuitamente.
Además, hay bastante animaciones para los adultos, visitas en familia y talleres para los niños.
Para más información, os dejo un enlace a  la página web: http://www.augustins.org/

À très bientôt,
Cristina desde Toulouse <3




lunes, 22 de abril de 2013

Le Carnaval toulousain :)

Después de estar un tiempo sin publicar, me apetece presentaros el carnaval toulousain que tuvo lugar el 5 de abril. Nunca he visto un carnaval tan espectacular como este, posiblemente por el pequeño pueblo extremeño al que pertenezco. 

El desfile comenzó sobre las siete de la tarde en Jean Jaurès, uno de los primeros en salir fue Monsieur le Carnaval, quien sería quemado al final del paseo en la Prairie des Filtres.


Acompañando a Monsieur le Carnaval, salieron tras él varios grupos de personas disfrazadas y carrozas que representaban alguna temática. Todos ellos iban bailando al son de la música que llevaban.





















Fue un carnaval espectacular, cada carroza que pasaba nos transmitía la música y nos hacía bailar y cantar. Creo que todos nos unimos a la fiesta :)
Espero que os haya gustado la entrada.
À très bientôt!! :))

Cristina desde Toulouse <3

video video

domingo, 10 de marzo de 2013

Impresiones de una noche de marzo

Han pasado casi dos meses desde mi última entrada, ¡lo siento! No tengo excusa, pero al menos habéis podido disfrutar de las experiencias de las otras bloggers en mi ausencia. En este tiempo han pasado muchas cosas. Acabé mis exámenes y me fui a Londres en una excursión de un día (de los más locos de mi vida). Acto seguido, volví a Colonia con Bea para los famosos Carnavales, unos días que jamás olvidaré. Y empecé el segundo cuatrimestre.

La verdad es que este cuatrimestre pintaba bastante bien: ya había hecho 37 créditos en el primero, así que podría estar más relajado. Además, finalmente había conseguido aprobar todo (¡hasta el alemán!), con lo que me quitaba un gran peso de encima. Como comenté anteriormente, no tenía pensado seguir cursando neerlandés, pero cambié de opinión en el último momento y me apunté al nivel 4, con la consecuente modificación del acuerdo de estudios. Es una decisión de la que no me arrepiento en absoluto, porque he mejorado muchísimo (por fin lo noto) y la clase es mucho más dinámica que en el nivel anterior (aunque el horario de 18:10 a 21:45 sigue siendo casi insoportable).

Este cuatrimestre entro todos los días a las 10:30, casi todos los días tengo solo dos horas y me gustan mis clases. Eso sí, el alemán no ha hecho sino complicarse más, y esta vez preveo que tendré que esforzarme el doble que en el primer cuatrimestre. Las buenas noticias son que he encontrado trabajo como profesor particular de español en un pueblecito llamado Kortrijk, y aunque tenga que viajar en tren varias veces a la semana, espero poder ahorrar lo suficiente para montármelo muy bien en julio. Mis planes son viajar, recibir alguna que otra visita y disfrutar de las fiestas de Gante.

Pero si pudiera cambiar algo de este cuatrimestre, sería sin duda mantener a todos mis amigos del primero. Desde mis vecinas del kot a mi grupo del curso EILC, the 7 Nations Army, con los que ojalá hubiera hecho muchos más planes, porque eran geniales. Es verdad que casi todos los españoles se han quedado y que ha venido gente nueva, pero no es suficiente para llenar el vacío. Si leéis esto (o al menos la traducción de Google), sabed que os echo mucho de menos. 

¡Pero no hay que deprimirse! Hace más de un mes que tengo el billete para ir a ver a mis amigos polacos en abril, y estoy haciendo planes para visitar a los demás. Muchos también han prometido volver, y espero sinceramente volver a verlos por aquí. Pero mejor esperaos, que otra vez han bajado las temperaturas y parece que va a nevar. Por otra parte, he comprado un billete a Vilnius con otras tres amigas del kot, y tenemos la intención de explorar Lituania y algo de Letonia.

Supongo que eso es todo. Después de tanto tiempo me sigue encantado Gante y no pierdo la oportunidad de echar un día de sol en Graslei o de coger mi bici. Intento solucionar los problemas que se me presentan lo mejor que puedo y aunque aún quedan más de cuatro meses, ya vislumbro el final del camino. Porque lo más importante de todo es saber que lo que estamos viviendo aquí y ahora es temporal y que cuando nos queramos acordar ya se habrá pasado.

Lo siento por esta entrada que poco puede ayudar a los futuros Erasmus, pero tenía ganas de escribir algo un poco más personal. Os dejo con algunas fotos de algunos momentos del primer y segundo cuatrimestre.








(Espero que no os importe que utilice vuestras fotos. Si queréis que elimine alguna, sólo tenéis que decírmelo).
¡Gracias por leer!